COMPARACIÓN DE BITCOIN CON OTROS MÉTODOS DE PAGO

junio 12, 2018 VICTOR HUGO LAZARTE 0 Comments


Para poder compararlo contra otras monedas y métodos de pago, debemos tomar en cuenta ciertas características que estos dos conceptos presentan o deberían presentar para ser ideales. A continuación exploramos cuáles:
  • Transferible y portable: es posible enviarlo, recibirlo y cargarlo con facilidad para adquirir bienes y servicios. En algunos casos, es incluso posible enviarlo al otro lado del mundo en tan sólo unos segundos.
  • Posibilidad de realizar grandes transacciones: es posible transferir fuertes cantidades a manos de otra persona o entidad de forma fácil y rápida.
  • Posibilidad de realizar micropagos: es posible transferir cantidades mínimas — como propinas — a otra persona o entidad de forma fácil y rápida.
  • Protegido contra la inflación: tiene un suministro establecido, es decir, que no es ilimitado porque no se puede producir cuántos se deseen. De tal manera, la inflación no será un problema, pues mientras menos hayan, aumentará la demanda y por tanto el precio.
  • Transacciones internacionales: puede utilizarse para enviar fondos de forma fácil, rápida y efectiva alrededor de todo el globo.
  • Descentralizado: no es controlado por un ente central — como el gobierno o un banco — y por tanto no es posible que se congelen, pierdan o devalúen fondos según el criterio o capacidad de ese ente.
  • Transacciones privadas: la identidad no está directamente ligada a la cuenta donde se depositan los fondos.
  • Seguro: tiene cierta resistencia al robo y al extravío.
  • Escalable: puede soportar miles o millones de transacciones por segundo y continuar creciendo según sea la necesidad.
  • Divisible: es fácilmente divisible en muchas partes más pequeñas.
  • Duradero: no desaparece o se daña lo menos posible con el tiempo.
  • Fungible: es intercambiable por bienes, servicios u otras monedas en una proporción de igual valor.
Tabla comparativa de Bitcoin con otras monedas y métodos de pago
(1) A diferencia de los demás, PayPal no es una moneda, sino solamente un método de pago. A través de su plataforma se utilizan otras monedas, como el dólar.
(2) El oro es sólo relativamente portable y transferible en su forma original. Sólo utilizando papel moneda redimible por el metal se vuelve realmente portable. Y aun así, el papel moneda no es tan manejable como otros métodos.
(3) Las transferencias internacionales en dinero fíat son posibles, pero incluyen engorroso papeleo, altos costos y tiempo valioso.
(4) Bitcoin es seudo-anónimo, pues a simple vista sólo puede verse la dirección pública, que no está ligada a ningún documento personal.
(5) No existe una moneda o método de pago que sea 100% seguro. Siempre hay posibilidad de robo o extravío, tanto en lo físico como en lo digital. Sin embargo, como los bitcoins están dentro de la blockchain y si el usuario resguarda su llave privada, puede decirse que la posibilidad de robo o extravío es bastante ínfima, a diferencia de otras monedas.
(6) Bitcoin actualmente presenta problemas de escalabilidad, pero muchos desarrolladores en todo el mundo están trabajando para resolverlos, y se están discutiendo diversas propuestas al respecto.
(7) PayPal no es una moneda sino una plataforma de pagos, por tanto, no es divisible ni fungible.

Token Gratis ►AQUI

USANDO BITCOIN

Para poder utilizar bitcoins lo primero que debe poseerse es el equipo requerido: un dispositivo móvil o una PC donde poder instalar un monedero electrónico. De seguida, la opción más evidente es comprar esos bitcoins a cambio de dinero fíat. Y, por último, sólo quedará enviarlos e incluso recibirlos.

CONSEGUIR UN MONEDERO

Existen varias opciones en cuanto a monederos se refiere, y las características más importantes en la que se diferencian radican en su seguridad y funcionalidad. La opción más adecuada para cada usuario es la que le pueda ofrecer el nivel de protección necesario, pero, al mismo tiempo, ocupe sólo los recursos que tiene disponibles. Sin embargo, es importante resaltar que los bitcoins, realmente, no están almacenados en sus monederos, sino en la blockchain que está respaldada por miles de nodos. El monedero es tan sólo un programa que le permite al dueño de los fondos manejarlos con mucha más facilidad.
Podemos decir que una cartera es ‘caliente’ (hot) o ‘fría’ (cold), según esté o no conectada a Internet. Por supuesto, las carteras frías (de hardware) son las más seguras. Además, podemos dividir los monederos Bitcoin en 5 tipos:
– Clientes Bitcoin: son las carteras originales de Bitcoin, para las que debe descargarse en el computador toda la blockchain. Por tanto, su exigencia de recursos es bastante pesada, aunque a cambio la confiabilidad, la privacidad y la descentralización aumentan. También podemos llamarlas nodos completos. El resto de los monederos son nodos simples (SPV).
– Carteras móviles: son aplicaciones ligeras, diseñadas para teléfonos inteligentes y tablets, usualmente para los sistemas iOS o Android. Son fáciles de instalar y manejar y requieren de pocos recursos en el dispositivo. Las opciones fundamentales que ofrecen — sus funcionalidades varían — es la generación de claves públicas, el resguardo de la llave privada dentro del software, el respaldo para su recuperación y, por supuesto, enviar y recibir fondos. Dos de ellas son Samurai y Coinomi. 
– Carteras de escritorio: son programas descargables a cualquier PC de escritorio o portátil, usualmente para los sistemas Windows, Linux y MacOS. Sus opciones básicas son las mismas que en una móvil, más ciertas características adicionales según el proveedor y, al igual que las móviles, se consideran carteras calientes. Dos de ellas son GreenAddress y Electrum.
– Carteras de hardware: son pequeños dispositivos, como un pendrive, especialmente diseñados para almacenar bitcoins de forma segura, fuera de línea en todo momento (monederos fríos) y eliminando el riesgo de virus que pudieran tener las aplicaciones. Son las únicas que no son gratuitas. Marcas disponibles son Trezor, Ledger y KeepKey.
– Carteras online: son un servicio que brinda una tercera parte, donde, a diferencia de las demás, se hace presente la centralización, es decir, hay una compañía responsable de la validación de los fondos, de las claves privadas o de ambos. Ofrece las ventajas de poder utilizar los bitcoins desde cualquier dispositivo y tener respaldos automáticos, ya que es muy común perder la llave privada y quedarse sin acceso. Aunque hay que considerar que con esta opción, realmente, los bitcoins suelen estar fuera de nuestro control, y son susceptibles a todo lo que puede ocurrirles en el mundo online: desde estafas hasta hackeos. Dos carteras online son Blockchain y Xapo.

COMPRAR Y VENDER

En la actualidad hay cuatro formas muy bien definidas y establecidas para comprar y vender bitcoins y criptomonedas, que de seguro se incrementarán en un futuro cercano en la medida que la adopción de bitcoin se popularice aún más, tanto por la incorporación de nuevos usuarios y comerciantes que lo acepten, como por el desarrollo de nuevas aplicaciones basadas en esta tecnología. Los medios actuales para comprar y vender bitcoin son: 1.) Casas de cambio, 2.)Entre personas 3.) Cajeros automáticos y 4.) Tiendas físicas o kioscos.
– Casas de cambio (exchanges): la manera de comprar y vender bitcoins más usada actualmente es a través de casas de cambio, que son empresas online especializadas en la compraventa de criptomonedas. En éstas se pueden adquirir varias de las criptomonedas más importantes a las tasas de cambio que fija el mercado. La compraventa de bitcoin en éstas se puede hacer con o por otras criptomonedas o dinero fiduciario (USD, EUR, JPY, entre otras) a gusto del cliente.
Para comprar y vender bitcoins a través de casas de cambio, el usuario deberá registrarse en el sitio web de la casa de su preferencia e ingresar los datos que la plataforma requiera para comenzar a operar. Estos datos pueden ir desde nombre completo, email y dirección de residencia, hasta número telefónico, pasaporte y estados de cuenta bancarios.
Las casas de cambio cobran una comisión por transacción de compra o venta y otra por transferencia de fondos a la cuenta bancaria del cliente, en caso de venta de bitcoin por dinero fiduciario. Como las comisiones varían entre casas de cambio, el usuario debe realizar su estudio para minimizar estos costos, pero buscando un nivel adecuado de seguridad en la opción escogida.
– Personas (P2P): esta segunda forma de compraventa es posible gracias a la descentralización que proporciona la red, la cual permite al interesado comprar y vender bitcoins directamente a personas cercanas, o simplemente conocidos de Internet con los que haya decidido concretar algún acuerdo de intercambio monetario. Para la compraventa de bitcoins directamente entre personas, que se conozcan o no, los interesados únicamente deberán poseer sus respectivos monederos bitcoin y cuentas bancarias, en caso de intercambio por dinero fiduciario.
– Cajeros automáticos: varias empresas en varios países han instalado cajeros automáticos o ATMs para la compraventa de bitcoins, a veces conocidos también como BTMs. Dependiendo de las capacidades del cajero, se podrán comprar criptomonedas por dinero en efectivo (lo más común) o también vender bitcoins a través de éste.
Para utilizar un cajero de bitcoins, el usuario deberá poseer una cartera de criptomonedas en cualquier dispositivo de fácil movilidad. Si la operación es una compra de bitcoins, el usuario deberá seleccionar dicha operación en el ATM, presentar el código QR de su cartera al lector del cajero, introducir el dinero que quiere usar en la compra, verificar la cantidad de bitcoins que recibirá a cambio y aceptar la compra.
Si lo que desea el usuario es vender bitcoins, deberá seleccionar esta operación en el ATM, introducir el monto en moneda fiduciaria que quiere obtener y aceptar la venta. Esta operación generará una cartera de papel con un código QR a la cual el usuario deberá enviar las criptomonedas (dentro del tiempo establecido para mantener la misma tasa de cambio). Una vez que se hayan dado dos o más confirmaciones en la red, el usuario deberá seleccionar la opción de “redimir” en el cajero, presentar el código QR de la cartera de papel al lector del cajero o introducir algún código que aparezca en el papel dispuesto para retirar el dinero (según sea el caso) confirmar el retiro y tomar su dinero en efectivo.
Algunos cajeros de criptomonedas piden documentos de identificación para realizar transacciones. Por su parte, los operadores de los cajeros automáticos de bitcoins cobran un porcentaje fijo sobre el monto de la transacción realizada (comúnmente entre 0% y 7,5%).

ENVIAR Y RECIBIR

Ya con una cartera electrónica, pueden empezar a recibirse bitcoins. Para ello sólo se escoge la opción de recibir, y entonces se genera una dirección alfanumérica aleatoria de 33 caracteres de largo — la llave pública — que puede ir acompañada de un código QR. Cualquiera de los dos datos puede otorgarse a la persona que va a enviar los bitcoins o bien introducirlos en otro monedero o casa de cambio para poder recibir lo que se ha comprado.
Una vez con fondos disponibles podemos enviarlos a cualquier dirección que nos otorguen, tan sólo escogiendo la opción de enviar. Allí se introduce la dirección que recibirá los fondos, la cantidad, e incluso puede modificarse el monto de la comisión para los mineros. Mientras más alta sea, más prioridad se dará a la transacción para que sea incluida en la cadena de bloques cuanto antes. Igualmente, en lugar de introducir la dirección, puede escanearse el código QR con la cámara del dispositivo.
En cuanto al envío y recepción para realizar compras en comercios, existe la posibilidad de facilitar el proceso de intercambio de bitcoins para los vendedores mediante el uso de procesadores de pago. Los procesadores de pago integran las carteras bitcoin con las bondades de las casas de cambio, lo que hace posible el intercambio instantáneo de los bitcoins recibidos a cualquier divisa que la plataforma soporte. Además, emiten facturas de la venta realizada.
Token Gratis ►AQUI

Para poder compararlo contra otras monedas y métodos de pago, debemos tomar en cuenta ciertas características que estos dos conceptos pr...